El arte contemporáneo, otra burbuja más

 

cuadro pierre brassau

 

No soy un gran entendido del arte, más bien no tengo ni idea de arte. De hecho soy tan ignorante que no sabría diferenciar entre un cuadro pintado por un mono y otro pintado por Pollock. Tal vez alguno de vosotros ponga el grito en el cielo al leerlo pero la verdad es que, a la mayoría de la gente corriente, los cuadros como el que ilustra este artículo les parecen simples garabatos y no entienden como alguien puede pagar fortunas por ellos. Por otro lado, este mismo cuadro levantará pasiones entre los más "ilustrados" y lo defenderán como una perfecta muestra del talento post-impresionismo o algo similar. De hecho el cuadro data de 1964 y es obra de Pierre Brassau, alguien a quien la crítica especializada aplaudió diciendo cosas como que "pinta con fuerza, con clara determinación pero, a la vez, con la delicadeza de una bailarina de ballet". Todo esto estaría dentro de la normalidad si Pierre Brassau no fuese en realidad un invento de un audaz periodista que decidió dar las herramientas necesarias para pintar a un mono del zoológico e introducir sus obras en el mundo del arte como si vinieran de un artista francés hasta el momento desconocido. Como os imaginaréis, el revuelo fue de importancia y sirvió para dejar claro que es realmente complejo decidir lo que es arte y lo que no lo es, y que hay mucha gente que solo se interesa por la imagen social que da ser un "entendido" del arte o por el dinero que pueden conseguir aprovechándose de los que buscan tener lo último y lo más valioso.

 

mono pierre brassau

 

La verdad es que no me interesa demasiado la discusión sobre qué es arte y qué no lo es, pero lo que si me interesa es lo que la gente está dispuesta a pagar por lo que consideran que sí lo es. Y es que en los últimos años se han visto auténticas cifras de escándalo en el mercado del arte y, en concreto, en el del arte contemporáneo. Porque todos sabemos que un Van Gogh o un Velazquez valen una millonada por muchos motivos pero, ¿creéis que este cuadro vale 10 millones de dólares? ¿y que este otro vale 60 millones de dólares? Visto lo visto, pagar 124 mil euros por una lata de mierda es un chollo.

Siempre he pensado que los negocios más lucrativos eran aquellos que se aprovechaban de la estupidez de la gente y, viendo estas cifras vinculadas a obras, para mi, carentes de tamaño valor, no puedo dejar de pensar que hay unos cuantos listos que deben haber pensado lo mismo que yo. Yo creo que uno de ellos, tal vez el máximo exponente de los últimos años, es Damien Hirst. Sin duda parece un tipo con un talento especial para moverse como pez en el agua por el circo del arte contemporáneo y en el mediático, ha ganado cientos de millones de euros con sus obras y sabe como crear polémica con obras de dudosa calidad artística.

Como en toda burbuja, siempre hay unos protagonistas destacados, unas caras visibles detrás de grandes movimientos especulativos. En el siguiente documental podrás hacerte una idea en profundidad de cómo se creo y cómo se desarrolló la burbuja del arte contemporáneo hasta el inicio de su debacle. Es un vídeo de 58 minutos que se te hará corto por lo interesante de su contenido y lo llamativo de sus múltiples datos de interés.

 

 

¿Y tú que opinas de todo esto? Yo he quedado fascinado por las abrumadoras cantidades de dinero que los millonarios están dispuestos a pagar por demostrar su poderío. Que compren arte o basura es extremadamente subjetivo y, muchas veces, si alguien supuestamente entendido de la materia te dice que algo es bueno les sueles creer y, por consiguiente, a ti también te parece bueno. Hace poco leí que se hizo un estudio con enólogos profesionales en el que les daban a probar dos botellas de vino: en una el etiquetado indicaba que era un vino de mesa y en la otra que era un reserva. Les preguntaron por las diferencias que encontraban entre ambos caldos y todos coincidían en que el reserva era notablemente superior al vino de mesa. ¿Dónde está la gracia? En que ambas botellas estaban rellenadas con el mismo vino. ¿Son los enólogos un tanto farsantes? Pues puede ser, como puede ser que en el mundo del arte haya mucho listillo. Lo que queda claro es que la sugestión es muy poderosa.

Creo que voy a comenzar a plantearme ideas para obras de arte. Igual descubro mi vocación…

Javier Concha

Apasionado de los negocios, adicto al raciocinio, enamorado del marketing, lector voraz y filósofo a ratos libres. CMO en @Trustivity DirCom en @BcnTradingPoint.

También te podría gustar...

16 Respuestas

  1. Sin duda, pero también hay obras por unos cuantos miles de euros que se podrían plantear como una inversión especulativa, en lugar de poner el dinero en una acción bursátil se podría haber comprado un cuadro. Aunque está claro que los cuadros más caros son los que se llevan la palma, que pasada.

  2. meriphilia dice:

    Como pintor y artista plástico , tengo ke decir ke cuando voy a un museo se me kae la cara de vergüenza viendo algunas obras. Si, por desgracia vivimos una época extremadamente ridícula en la ke se castiga o ignora la creatividad y se premia la idiosia…

  3. Conozco más de un artista que se queja de lo mismo, hay mucha gente con talento que pasa desapercibida mientras unos cuantos “listillos” colocan bazofia en exposiciones. Al final todo es un negocio y hay mucha mano negra por detrás creo yo.

  4. Ashberian dice:

    Arte, enología…. ¿ conoces la burbuja del hi-fi/hi-end ?

    Por fortuna existe gente que también se dedica a destapar este tipo de asuntos que a tanta gente fascina…. casualmente, del mismo target financiero.

    Te sugiero que hagas una búsqueda de “matrixhifi” en google y leas un poco sobre el asunto.

    Lo peor, es que he trabajado en el mundillo, y la inmesa mayoría de lo expuesto, es tal cual lo exponen.

  5. Así que, a groso modo, un amplificador de 300€ me ofrece prácticamente lo mismo que uno de 10000€? MUY interesante… seguiré leyendo más en otro momento, que ahora me tengo que ir.
    ¡Gracias Ashberian!

  6. Ashberian dice:

    A grosso modo, así es…

    Lo mejor de todo, es que la gente que se ha agrupado para defender estas teorías dispone/disponía de los aparatos en cuestión.

    Y aún mejor: llevan promocionando desde hace años la ecualización como verdadero salto de calidad de un equipo de sonido y han desarrollado un sistema de ecualización tremendamente refinado incluso con ambiofonía totalmente gratuíto. Y ahora viene lo bueno: Con el paso de los años, desde el lado “comercial” del asunto se va promoviendo poco a poco la ecualización que ese grupo disidente tanto defendía…. eso sí, se siguen ofreciendo “soluciones” a precio “tradicional” en los casos de firmas con glamour.

    Hay muchos puntos a analizar:

    – Estafas en cableado ( hoy en día se alzan voces incluso desde firmas de prestigio en el mercado sobre el asunto )
    – La existencia de un mercado Hifi y un mercado PRO …
    – El mundillo de los auriculares… donde se pueden clonar auriculares de casi 2000 EUR con unos de 60-70 EUR …
    – La deslocalización de cadenas de producción de grandes marcas de prestigo hacia la tan vituperada China.
    – El HUM … O como hay gente que compra transductores mejores que los que bienen habitualmente en cajas comerciales y se monta su propia caja ( algunos con unos niveles de calidad alucinantes ) … y que estos transductores…. no valen mucho.

    En fín…. hay mucho por donde sacar los colores.

    De nada, y tómate tu tiempo porque hay mucho que leer.

    • Caray, si que estás puesto en el tema! Desde luego es muy interesante. Lo que más me llama la atención es el apartado económico: unos auriculares con un precio de venta de 2000€ pueden tener un coste de fabricación de menos de 100€? Los márgenes son altísimos. Me imagino que los que sean más “sencillos” y se vendan por 200-300 costarán menos de 20-30 y alcanzan un mayor mercado.
      Creo que me he equivocado de sector, la pasta se mueve en la electrónica jajajajaaa

  7. Ashberian dice:

    Perdón, cuando he dicho clonar auriculares de 2k euros con unos de 60-70 EUR no me refería a los costes de fabricación.

    Aclaro:

    Pongamos una marca prestigiosa como Sennheiser y su modelo HD800, cuyo precio es cercano a los 2k euros.

    Pues, lo curioso del tema es que con unos auriculares Sony MDR-V6 o unos Audio Technica de 60-70 Euros, coges un ecualizador…. y varías el sonido…. ¿ quieres el sonido de los Sennheiser ? ecualizas y lo tienes…. ¿ una variante como la marca grado ? a ecualizar.

    De todos modos, sin conocer los costes de materiales en auriculares pero sabiendo lo que se mueve en cajas, que no te extrañe conocer cifras demenciales de un par de euros. A fin de cuentas, el cableado interno y los micro-transductores les salen tirados en sus plantas asiáticas… lo más caro seguramente sea la parte estética… y aún así….

    Y sobre el mundo de los altavoces en general…. aún no sabes bien el mundo que hay para la élite financiera, especialmente hacia el norte de Europa, los EE.UU. y China …. precios de automoción ( 350.000-500.000 EUR y mucho más…. mucho ) por unas míseras cajas con forma de piramide de cristal, etc etc….

    Y lo peor, es que esa misma gente que ha pagado ese dineral por tener dichas cajas en su mansión tiene la respuesta delante de sus narices cuando acuden a un auditorio para un recital de música clásica con amplificación…. amplificación profesional… y muchísimo más barata ( ojo, que aquí también existe cierto elitismo…. ) … o al ir a conciertos en estadios y/o locales. Alucinante.

    • Flipante. Ya se sabe que en el sector del superlujo se pagan cifras desorbitados por cosas que no cuestan tanto, se inflan los precios porque, al fin y al cabo, para el comprador es una forma más de decir “yo la tengo más grande”. Entiéndase jajajaa
      El factor común de la mayoría de los productos dirigidos a estos clientes es utilizar los mejores materiales (o los más vistosos), que el producto funcione bien (o lo aparente) y que tenga un precio prohibitivo, que solo unos pocos se lo puedan permitir y, por lo tanto, que el tenerlo les de la sensación de ser especiales, de estar en otro nivel.

      Siempre he pensado que tenía que montar algún negocio enfocado a este sector, si pegas un par de pelotazos te retiras y a vivir la vida con una sonrisa de oreja a oreja 😀

  8. Mayobanex dice:

    Tenemos que primero entender que el pintor primero les das valor al la obra que creas dentro de la experiencia de creación usando la creatividad en toda su profundidad—para el pintor la creatividad es primera y última y la obra es un producto secundario de ese esfuerzo creativo—entonces el valor monetario es algo distante al pensamiento del pintor en esos momentos en que recrea la realidad en que se encuentra ella o él; el pintor o pintora que pinta con toda emoción e con todo intelecto estas en un gran sentido contra todo que es falso y mediocre porque la creatividad es pura. Si estas la contradicción de que el pintor o pintora pone a venta su obra en el mercado de arte pero eso es solo porque tiene que sobrevivir de una manera u otra no porque en realidad quiera vender sus obras que son como niños para el pintor o para la pintora.

  9. Pero coincidirás conmigo en que no todos los artistas piensan como tú y en que algunos se enfocan más en el dinero que en el arte en si. Probablemente digas que esos no son artistas pero ¿cómo diferenciarlos? Para los ojos profanos (y los no tan profanos), y centrándonos en el arte moderno, es difícil diferenciar una obra de un artista de una de alguien que no lo es, al ejemplo de Pierre Brassau me remito.
    Tal vez tu vendas tus cuadros por el motivo que explicas pero seguro que conoces a más de uno que casi produce en serie y se orienta al beneficio económico, ¿me equivoco? A mi no me parece mal vaya, no dejan de ser dos maneras distintas de enfocarlo 🙂

  10. paco dice:

    Mi mayor deseo, seria escuchar conversaciones que contengan la siguiente realidad;

    º El sistema de subsistencia de la humanidad, es hoy; la competencia, independientemente de si es una dictadura, comunismo, demócratas socialismo u cualquier otra forma inventada. Esto es como decir que estamos todos en guerra, los unos con los otros.
    El objetivo de este juego es obtener una ventaja sobre los demás y perpetuarse, lo que automáticamente nos convierte a todos en corruptos.
    Debido al consumismo que no se puede parar o seria el paro y por lo tanto el caos, la contaminación y la destrucción del medio ambiente es inevitable dentro de este sistema. La tendencia al monopolio u oligopolio es la norma.

    si me lo pedis os contare como es que somos inmensamente ricos.

    • Siéntete libre para compartir lo que quieras Paco, sigue desarrollando tu argumento si te place. Yo creo que la competencia es sana hasta cierto punto, es sana en gente cabal y con sentido común. Lástima que de eso escasea.

  11. Juan A. Moya dice:

    El arte deja de ser arte en cuanto se convierte en un negocio.

    Y la especulación que ha sufrido estos últimos años es descarada y escandalosa. Yo bien creo que en esta época de crisis, se ha tendido mucho a invertir en género que no se devalúe fácilmente… como las obras de arte. Está claro que una buena obra universal nunca pierde valor con el tiempo sino todo lo contrario.

    También os digo que: al que le sobren 61 millones de euros y tenga ganas de regalarlos, bienvenido sea. Ese dinero seguramente circulará mejor y hará más bien con su nuevo dueño.

    Al margen de esto, os sugiero este artículo. Es antiguo pero merece la pena como complemento: http://www.elpais.com/articulo/dinero/inversiones/arte/pinta/bien/crisis/elpepueconeg/20080720elpnegdin_1/Tes

    • Ahí le has dado, una obra de las buenas puede ser una buena inversión anticíclica pero ¿cuáles son buenas y cuales un bodrio? ¿Las clásicas y con solera son las buenas? El problema yo creo que es que los museos y las galerías tienen demasiado peso en esa decisión y esta claro que se han regido más por motivos económicos que artísticos.
      Me guardo ese artículo para leerlo más tarde 😉
      ¡Muchas gracias por tu comentario Toño!

  12. Claudia Lic. en Artes Plasticas dice:

    Creo que hubo una especie de placer morboso en el protagonista principal de este video. Dicho placer fue destruir lo que el no puede alcanzar.